Es el momento de plantearnos objetivos para este nuevo año 2019 y uno de ellos tiene que ser mejorar nuestra salud. Te ofrecemos unos consejos que fácilmente te pueden ayudar a conseguirlo.
1- Intenta mantenerte en tu peso ideal:
Debemos conocer nuestro peso ideal e intentar mantenernos dentro de los limites aconsejados. El parámetro mas utilizado para valorar  si el peso de una persona en relación con su altura es el adecuado, excesivo o insuficiente  es el índice de masa corporal (IMC), debemos conocer el nuestro y en cualquier caso equilibrar las calorias que ingerimos con las que consumimos.
2- Bebe mucho liquido:
Entre 1,5 y  2 litros por día fundamentalmente agua, puedes crear una alarma en el móvil que te lo recuerde cada cierto tiempo.
3-Intenta comer mas despacio:
Disfrutaras mas de la comida y la saborearas mas. La saciedad tarda un tiempo en aparecer y si comes muy deprisa necesitaras mucha mas cantidad de comida para sentirte saciado que si lo haces despacio. Puede ayudarte a esto comer bocados pequeños, masticar bien los alimentos y conversar interrumpiendo la ingesta.
4-Establece un horario de comidas:
Tras las irregularidades y excesos de navidades es preciso reordenar la dieta. Lo ideal para mantener los niveles de glucosa estable es hacer 5 comidas al día, esto disminuirá tu sensación de hambre.
5- Planifica de antemano lo que vas a comer:
Tanto para realizar la compra evitando lo superfluo, como para su preparación y si el tiempo para esto es muy justo prepara tus comidas con antelación.
6-Incorpora el ejercicio a tu rutina diaria:
Basta con un ejercicio moderado no aporta mas que ventajas para tu salud y casi siempre es posible disponer al menos de media hora al día,  si no tienes ese tiempo intenta aumentar tareas activas, utiliza menos el coche, utiliza escaleras en lugar del ascensor y otras.
7- Evita en lo posible grasas saturadas:
Están presentes en la bollería industrial, patatas fritas, embutidos grasos, leche entera y derivados. Pueden aumentar tu colesterol y son muy calóricas.
8- Aumenta fruta , hortalizas y verduras:
Especialmente crudas son una gran fuente de vitaminas, nos aportan fibra lo que previene el estreñimiento, son muy poco calóricas y no contienen colesterol.