El envejecimiento afecta a todas las partes de nuestro cuerpo pero es el de la cara al ser esta nuestra carta de presentación el que mas nos afecta.

Depende de factores genéticos, ambientales (exposición solar, tabaco, temperaturas extremas y dieta inadecuada entre otros) y por supuesto del paso del tiempo y afecta a todas las estructuras de la cara como piel, grasa, musculo, ligamentos y hueso.

  • A nivel de la piel el envejecimiento ocasiona la aparición de arrugas finas, de manchas y deshidratación.
  • A nivel de compartimientos grasos se atrofian, caen y se acentúan las transiciones entre ellos ocasionando la aparición de surcos.
  • A nivel muscular se produce un alargamiento, un aplanamiento y una disminución de la amplitud de movimientos lo que da una apariencia de rigidez. La contracción repetida de los músculos faciales dan lugar a las arrugas de expresión dinámicas que con el tiempo pasan a ser en reposo y permanentes.
  • A nivel óseo existe una reabsorción que contribuye a la formación de surcos, descolgamientos y laxitud de tejidos.

Los rostros jóvenes tienen forma de V con base en pómulos y con el paso del tiempo debido a todas estas modificaciones hay una inversion de esta V con disminución de volumen en el tercio medio y aumento en el inferior con desplazamiento de la base a barbilla.

Esto puede corregirse con diferentes tratamientos entre los mas efectivos están los rellenos con acido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica y los hilos tensores.

Consulta en clínicas Comyce de Alicante, Alcoy y Benidorm el tratamiento mas adecuado para ti.