Todos sabemos lo importante que es para nuestra salud realizar durante todo el año una alimentación variada, equilibrada y saludable,  que cubra nuestras necesidades energéticas pero que, a su vez, nos permita mantenernos en un peso adecuado.

En el verano, especialmente durante las vacaciones de verano, nuestra alimentación suele verse modificada, los horarios son más  desordenados y son más frecuentes las comidas, los aperitivos y las copas fuera de casa. Si queremos mantener nuestro peso no debemos descuidar nuestra alimentación.

Por ello, durante la época estival aconsejamos poner más énfasis en:

  • Mantener una buena hidratación, incrementando la ingesta de líquido en base fundamentalmente al consumo de agua.

 

  • Moderar o disminuir la cantidad de los alimentos que ingerimos, sobre todo de aquellos que aportan más calorías (arroces, pastas, frutos secos,…).

 

  • Consumir hortalizas, verduras y frutas de la temporada, crudas o cocinadas. Verduras y hortalizas deben ser la base de nuestras comidas principales. Frutas y hortalizas pueden consumirse también en forma de licuados, zumos, gazpacho, sopas frías…, que pueden ser un buen tentempié para mitad de mañana o tarde.

 

  • Disminuir las grasas de origen animal y la cantidad de carnes rojas y aumentar la ingesta de pescado.

 

  • Evitar los refrescos azucarados y las bebidas alcohólicas. Tomar agua, infusiones o refrescos sin azúcar. Si se desea endulzar utilizar edulcorantes.

 

  • Tener presente que los helados y dulces no son parte fundamental de una alimentación sana.

 

  • Realizar ejercicio de forma moderada y regular, evitando las horas de máximas temperaturas y reponiendo líquidos adecuadamente.

“Cuidar nuestra alimentación es cuidar nuestra salud”

Si quieres perder peso y ganar salud, en clínicas Comyce de Alicante, Alcoy y Benidorm sabemos cómo ayudarte.